Soberanía tecnológica

  • Por
  • El 05/02/2018

El siguiente artículo aparece en el Anexo del Plan Director de Innoación Social para el Empleo del programa Sevilla Ciudad con Inteligencia Social y Emocional del Ayuntamiento de Sevilla, al que se puede acceder a través del siguiente enlace (pincha aquí).

La soberanía tecnológica (o tecnología autogestionada) es una corriente social (tanto ideológica como pragmática) que bebe de otros movimientos alternativos como son el 15M, el decrecimiento, la economía social, la soberanía alimentaria, la soberanía energética; para postular también la necesidad de empoderamiento colectivo en el ámbito de las nuevas tecnologías, resultando claves:

- Una ciudadanía consciente y responsable en su uso y consumo.

- La creación y uso de alternativas autogestionadas en, por ejemplo: las telecomunicaciones, la informática de usuario, el software para pymes, Internet, plataformas móviles y redes sociales.

La soberanía tecnológica trata de tecnologías desarrolladas desde y para la sociedad civil, y las iniciativas que la conforman untentan crear alernativas a las tecnologías comerciales y/o militares. Sus acciones prueban ceñirse a imperativos de responsabilidad social, transparencia e interactividad, por lo que se refuerzan los grados de confianza que se puede depositar en ellas.

Se basan en software, hardware o licencias libres porque los usan o desarrollan (a menudo coincidiendo ambas dinámicas), pero sus características van más allá de esa contribución.

El desarrollo mismo de sus iniciativas fomenta la transformación social a través del empoderamiento de sus participantes. Ya sea gracias a metodologías de desarrollo participativo que unen el "hazlo tú misma" con el "hacedlo juntas", o modelos que apuestan por el cooperativismo, el trueque, el intercambio entre iguales y otras expresiones de economía social.

Software libre y el código abierto (FOSS)

Las dos grandes corporaciones privadas que son referentes en sistemas operativos, el software que gobierna nuestros ordenadores, son:

- Microsoft con Windows

- Apple con Mac OS

Ambas compañías tienen la política de desarrollar y fomentar Software privativo (antagónico al concepto FOSS), que a efectos prácticos para el ciudadano resulta una "caja negra": fuera de todo control y conocimiento. Microsoft, además, ha tenido problemas con la justicia europea por intentos de prácticas monopolistas.

En contraposición, surgió hace décadas un movimiento diferente, el software libre y de código abierto, donde la libertad universal del ciudadano para el uso y modificación del software son clave.

Las dos personas esenciales en el arraigo de este movimiento han sido:

- Richard Stallman, fundador del movimiento por el software libre y el proyecto GNU

- Linus Torvalds, creador del sistema operativo Linux

Hardware libre

- A partir del 2001, el ímpetu por el hardware en dispositivos cuyas especificaciones y diagramas esquemáticos sea de acceso público empieza a ser un movimiento que resulta complementario y revolucionario, sumado al de los sistemas operativos y software libres.

- A esto es a lo que se denomina hardware libre. Hoy día, la plataforma de hardware libre más conocida y destacada en el mundo es Arduino.

- Una infraestructura servidora autónoma puede definirse como aquella compuesta de nodos (servidores) cuya sostenibilidad se basa en voluntarios (remunerados o no) y cuya financiación proviene de una comunidad de usuarios a la que prestan sus servicios.

- Por lo tanto, dicha infraestructura autónoma no depende de las instituciones públicas o corporaciones privadas para su funcionamiento.

- Como pieza destacada para el surgimiento y mantenimiento de este tipo de infraestructuras, debemos destacar el hacktivismo: "Se entiende normalmente como la utilización no violenta de herramientas digitales ilegales o legalmente ambiguas persiguiendo fines políticos. Según la ética del hacker definida por Pekka Himanen, el hacker no se mueve por dinero sino por el reconocimiento social".

 

Soberanía