Smart Community

  • Por
  • El 25/12/2017

El siguiente artículo aparece en el Anexo del Plan Director de Innovación Social para el Empleo del programa Sevilla Ciudad con Inteligencia Social y Emocional del Ayuntamiento de Sevilla, al que se puede acceder a través del siguiente enlace (pincha aquí).

"Entorno geográfico reducido en el que los diferentes agentes que lo componen (empresariaeles, sociales, institucionales, etc.) participan en la definición e implementación de acciones y proyectos directamente vinculados de la misma, avanzan en una senda equilibrada entre el desarrollo económico, social y del entorno".

"La crítica más frecuente al concepto de Smart City se refiere a su modelo de definición top-down (de arriba a abajo), y a la falta de beneficios reales para los ciudadanos de tales implementaciones de redes de sendores y telecomunicaciones.

Es necesario cambiar la estrategia de desarrollo de las Smart Cities introduciendo el concepto de Smart Community como su unidad básica de desarrollo. Estamos hablando de grupos de viviendas, pequeñas urbanizaciones, barrios o incluso distritos... pequeños proyectos que construirán la ciudad del futuro.

Reduciendo el tamaño de los proyectos todo cambia. Los proyectos Smart City adquieren rostro y dimensión humana, la Smart Community se convierte en el punto de encuentro entre la ciudad inteligente y el ciudadano generando una nueva visión del urbanismo: La ciudad como red de pequeñas comunidades inteligentes interconectadas".

Hoy nuestra propuesta la llamamos Territorios Inteligentes, entre otras cosas por la connotación a veces negativa que el concepto "smart" suscita entre muchos ciudadanos, y entre pequeñas ciudades y pueblos que sienten que ser "smart" es cosa de grandes urbes. Pero hoy, igual que ayer, la cuestión no es el nombre sino el objetivo final de la implementación tecnológica. Consideramos que la tecnología no es más que una herramienta al servicio de las necesidades reales de los territorios y de sus ciudadanos. Y hoy igual que ayer, apostamos por lo pequeño, la Smart Community, la comunidad inteligente, ya sea barrio, aldea, parroquia o municipio rural.

Construimos lo "smart" desde abajo, desde las infraestructuras básicas, fundamentalmente las que aseguran la conectividad en el territorio. Sin conectividad no hay "smart" que valga. Y construimos a partir de las necesidades reales de los territorios, dando la vuelta a lo que aparentemente es una dificultad.

Integrar servicios e infraestructuras como pide la Unión Europea. Generar una infraestructura que permita ofrecer nuevos servicios a los ciudadanos: zonas wifi libres, videoasistencia a ancianos y dependientes, aplicaciones de promoción del comercio local y el turismo.

En cada territorio los matices son diferentes, las propuestas tienen que ser diferentes. Y así saltamos de la comunidad a la comarca y de la comarca a la región. Una región "smart" no puede construirse desde un despacho, sino uniendo la identidad de las comunidades que la componen. Como un puzzle en el que cada nueva pieza aporta sus matices y jutno a las demás va definiendo la imagen del conjunto. Así construimos territorios inteligentes, territorios conectados.

 

smart city